Períodos de Lateralización en Bitcoin: Claves para una Estrategia de Inversión exitosa

En el mundillo de las inversiones financieras, los períodos de consolidación o lateralización son como la calma antes de la tormenta.

Se denomina así a esos momentos en los que el precio de un activo como puede ser bitcoin (BTC) decide tomar un descanso, meciéndose suavemente en un rango estrecho, sin hacer movimientos bruscos hacia arriba o hacia abajo.

A lo largo de su historia, bitcoin ha tenido muchísimos períodos de lateralización. Uno reciente, por ejemplo, es el que se dio entre el 17 y el 25 de enero, como puede verse en el siguiente gráfico de TradingView:

Posible aprobación de ETF de Ethereum por la SEC: perspectivas divididas.Posible aprobación de ETF de Ethereum por la SEC: perspectivas divididas.

Precio de bitcoin entre el 17 y el 25 de enero de 2024. Fuente: TradingView.

¿Por qué se producen los períodos de lateralización o consolidación en bitcoin?

Estos períodos se producen por una variedad de razones, entre las cuales la psicología del inversionista y los factores técnicos juegan roles preponderantes.

Ripple (XRP) decepciona a inversionistas con su desempeño en el mercado de criptomonedasRipple (XRP) decepciona a inversionistas con su desempeño en el mercado de criptomonedas

La lateralización ocurre cuando hay un equilibrio temporal entre compradores y vendedores. Esto puede ser resultado de la incertidumbre, donde noticias contradictorias o la falta de eventos de impacto hacen que los actores del mercado adopten una postura de «esperar y ver’, reteniendo tanto las compras como las ventas agresivas.

En esos momentos, el mercado está «digiriendo» las ganancias o las pérdidas recientes, y los inversionistas buscan señales claras antes de comprometerse más firmemente en una dirección u otra.

Por otro lado, desde un punto de vista técnico, estos períodos pueden ser vistos como una consolidación de la base de inversionistas. Después de un movimiento significativo en el precio, ya sea al alza o a la baja, el mercado necesita tiempo para estabilizarse.

Durante esta fase, los inversionistas que buscan ganancias a corto plazo tienden a salir, mientras que aquellos con una visión a largo plazo pueden verlo como una oportunidad para fortalecer sus posiciones. Esto crea un tira y afloja que mantiene el precio dentro de un rango estrecho.

Nunca faltan los pronosticadores

En las etapas de consolidación o lateralización de bitcoin, ante el aburrimiento de los inversionistas, surgen como setas después de la lluvia aquellos que se atreven a vaticinar el futuro inmediato de esta moneda digital.

Con gráficas en mano y, muchas veces, una enorme confianza propia, estos pronosticadores despliegan sus teorías y análisis con la esperanza de descifrar hacia dónde se inclinará la balanza.

Al leer o escuchar un análisis predictivo sobre bitcoin es bueno ejercer un sano escepticismo. Más allá de la meticulosidad de sus métodos o de sus buenas intenciones, hay que recordar que la predicción del precio del bitcoin, o de cualquier otro activo financiero, entra más en el terreno de la conjetura que en el de la certeza absoluta.

Los mercados financieros están influenciados por un abanico tan amplio de factores —desde decisiones políticas hasta cambios sociales inesperados— que predecir su comportamiento de manera infalible se convierte en una tarea imposible. Por ello, esos pronósticos deben ser tomados por lo que son: opiniones informadas, pero opiniones al fin y al cabo.

Una posible estrategia ante las consolidaciones en el precio de bitcoin

Cuando el precio de bitcoin entra en esta fase de tranquilidad aparente, se desata un torbellino de predicciones. Unos vaticinan su ascenso a las estrellas; otros, su caída en picada. En medio de esta incertidumbre, surge la tentación: ¿comprar ahora por temor a perderse el próximo gran salto (FOMO) o esperar una caída para adquirirlo a mejor precio? Aquí es donde el inversionista astuto juega su mejor carta: la paciencia estratégica.

Una posible estrategia para navegar estos períodos es el Dollar Cost Averaging (DCA), o promedio de costo en dólares. Este enfoque consiste en invertir una cantidad fija de dinero en bitcoin a intervalos regulares (por ejemplo, semanal o mensualmente), independientemente de su precio. De esta manera, se compra más bitcoin cuando el precio está bajo y menos cuando el precio está alto, promediando el costo de inversión a lo largo del tiempo.

Las compras de bitcoin por parte de la compañía MicroStrategy, que son habitualmente reportadas por CriptoNoticias, son un ejemplo de esta estrategia de inversión.

Para los inversionistas más avezados, existen versiones más sofisticadas de la estrategia DCA. Estas pueden incluir aumentar la inversión durante las caídas significativas o activar compras basadas en indicadores técnicos específicos. Sin embargo, incluso una estrategia de DCA simple ha demostrado ser efectiva a lo largo del tiempo.

El atractivo subyacente de bitcoin y la razón por la cual una estrategia de inversión paciente tiene sentido, radica principalmente en su oferta limitada. Con un máximo de 21 millones de unidades disponibles, bitcoin es el epítome de la escasez digital, una cualidad que, combinada con una creciente demanda, sugiere una tendencia alcista a mediano y largo plazo.

Por lo tanto, en períodos de consolidación para el precio de bitcoin es esencial mantener la calma y resistir el impulso de tomar decisiones precipitadas basadas en predicciones especulativas o el temor a perderse algo. En lugar de eso, suele ser una mejor idea ver estos momentos como oportunidades para reforzar la estrategia de inversión, aplicando principios de DCA para acumular bitcoin de manera sistemática. En este juego, la paciencia y la perseverancia son las claves del éxito.

Más información

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *