Ethereum logra más de un millón de validadores, de los cuales 800.000 son anónimos

Ethereum, la red descentralizada de propósito general cocreada por Vitalik Buterin, **superó el millón de nodos validadores**. Estos nodos son ejecutados por personas o entidades que han depositado 32 ethers (ETH) en el contrato inteligente correspondiente y, además, corren el software que permite validar transacciones en la red. En total, estos validadores **han puesto en staking más de 32 millones de ETH, lo que representa el 26% del suministro emitido**, de acuerdo con datos de Dune Analytics.

El sitio web beaconcha.in muestra un gráfico de torta en el que se observan quiénes son los validadores de Ethereum. De allí pueden extraerse algunas conclusiones interesantes. En primer lugar, **casi 800.000 nodos son de validadores no identificados**. Estos pueden ser personas o grupos de personas (o entidades) que prestan este servicio a nivel individual. Se trata de una indicio positivo para la descentralización de la red.

No ocurre lo mismo con los pools de staking. **Casi la mitad de este servicio es brindado por Lido**, organización que ejecuta 940.000 nodos validadores (9,68% del total de la red). Un pool de staking es una entidad que **permite a inversionistas ser parte del staking de ETH, pero sin la necesidad de disponer de 32 ETH** (equivalentes a casi 100.000 dólares) ni ejecutar el software correspondiente. Los pools acaparan ETH de inversionistas y ejecutan los nodos, para luego distribuir las ganancias (por supuesto, cobrando una comisión por el servicio).

Coinbase permite enviar y recibir bitcoin a la velocidad del rayoCoinbase permite enviar y recibir bitcoin a la velocidad del rayo

La elevada centralización en pools de staking no es considerada algo deseable sino que trae algunos riesgos asociados. Por ejemplo, un pool demasiado grande puede tener una influencia desproporcionada en decisiones de gobernanza o cambios en el protocolo, lo que podría llevar a decisiones que favorecen sus propios intereses en lugar del bien común de la red.

**Otro problema asociado al gran tamaño de Lido es su funcionamiento**. Lido es un pool de staking líquido, esto significa que los inversionistas pueden retirar su inversión cuando lo deseen. Para hacer esto posible, Lido les entrega un token sintético denominado stETH, que es como un comprobante de inversión. Este stETH, que debería mantener paridad con ETH, puede ser vendido a cambio de ETH u otras criptomonedas en exchanges centralizados y descentralizados. **Si stETH, por el motivo que fuera, perdiera la paridad con ETH, sería catastrófico**. Debido a que stETH se utiliza como colateral en un sinfín de protocolos DeFi, se produciría un efecto dominó que tendría como consecuencia perdidas millonarias. Además, quedaría mermada la confianza en los pools de staking, probablemente perjudicando a todo el ecosistema de Ethereum.

El papel dominante de Lido entre los pools de staking no es una novedad. Ya en junio de 2023, CriptoNoticias publicaba un artículo titulado **»En Ethereum están sonando las alarmas, dice reconocido desarrollador»**. Allí se hacía referencia, precisamente, al elevado poder adquirido por Lido.

El potencial de la criptomoneda y los contratos inteligentesEl potencial de la criptomoneda y los contratos inteligentes

Lo cierto es que los ethereans parecen haberse acostumbrado a vivir con este gigantesco pool entre ellos. De momento, Lido (que se maneja como una organización autónoma descentralizada, DAO), no ha dado ningún indicio de pretender accionar de manera malintencionada, aunque el riesgo es existente. Y stETH, aunque tiene una leve oscilación permanente (o, en ocasiones, no tan leve, como se observa en el gráfico anterior), tiende a mantener hasta el momento la paridad con su activo subyacente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *