4 diferencias clave del halving de bitcoin que lo hacen único.

Cada cuatro años, aproximadamente, Bitcoin vive uno de sus eventos monetarios más importantes: el halving. Es el mecanismo escrito en el código de la red mediante el cual se reducen a la mitad la cantidad de bitcoins (BTC) recibidos por los mineros, como recompensa por su trabajo.

Este mes de abril será la cuarta vez que la cadena de bloques de Bitcoin experimente un halving, que llevará las recompensas de 6,25 a 3,125 BTC. Y aunque se trata de un evento conocido y esperado dentro del ecosistema, en esta ocasión hay factores que hacen que esta reducción sea totalmente distinta a las que se produjeron en 2012, 2016 y 2020.

Sobre ello, han llamado la atención varios analistas, quienes coinciden en afirmar que las condiciones de este halving son atípicas. La dinámica del mercado y de adopción de la moneda digital son algunos de los elementos que influyen en esa percepción. Repasemos algunos de esos datos a continuación.

Los mineros legales de Bitcoin financian a los clandestinos en Paraguay.Los mineros legales de Bitcoin financian a los clandestinos en Paraguay.

La influencia de los ETF en el mercado

Los analistas de la firma de inversiones Grayscale se incluyen entre los que llaman la atención sobre las diferencias que se presenten en este ciclo. Destacan en ese sentido, que este 2024 se caracteriza por la presencia de los fondos cotizados en bolsa al contado de bitcoin. Estos ETF, lanzados en Estados Unidos en enero de este año, han empujado al alza al precio de BTC, observa el informe de Grayscale publicado en febrero pasado. Una situación que, hasta ahora no se había visto en los momentos previos a un halving.

Tal como ha informado CriptoNoticias, estos instrumentos financiero cotizados en bolsa han adquirido, hasta ahora, más de 800.000 BTC, lo que transforma “de manera positiva la estructura del mercado”.

El sat épico y codiciado del cuarto halving de Bitcoin.El sat épico y codiciado del cuarto halving de Bitcoin.

Se habla así de cómo los ETF generan un cambio radical en la dinámica de oferta y demanda de bitcoin. Una situación que, según Jaran Mellerud, fundador de Hashlab Mining, causa desequilibrio.

El adelanto del máximo histórico

A pesar de la narrativa alcista que rodea al halving, el evento en sí mismo no garantiza la subida del precio de bitcoin, aunque lo usual es que la cotización vaya en ascenso hasta romper el máximo histórico anterior (ATH).

La historia de los ciclos de reducción anteriores muestra que, por lo general, el precio de bitcoin comienza a subir después del halving, logrando romper los ATH solo después del evento.

De esta forma, el 11 de mayo de 2020, durante el tercer halving, bitcoin cotizaba a USD 8.750. Cinco meses después subió más de 400%, llegando a casi USD 70.000 en noviembre de 2021 para marcar un nuevo máximo.

Igualmente, el 16 de diciembre de 2017 se superó el máximo histórico anterior de USD 19.665. Un ATH que se alcanzó meses después del segundo halving ocurrido el 9 de julio de 2016.

De esta forma, era costumbre que los halvings llegarán con el precio del bitcoin muy por debajo de su máximo anterior. Sin embargo, en este ciclo ha ocurrido algo totalmente diferente: un mes y medio antes del evento bitcoin no solo rompe su máximo histórico de 2021, sino que se encuentra en medio de un potente bull run.

Creciente inversión institucional y el nuevo estatus de bitcoin

Aunque los ETF de bitcoin se erigen como la principal novedad de este cuarto halving, gran parte de su éxito se debe a la pujante inversión institucional que comenzó a crecer desde 2021, poco después de la tercera reducción a la mitad.

De hecho, los analistas atribuyen el gran interés de los inversionistas corporativos al ATH alcanzado en 2021, cuando la moneda digital se acercó a los USD 70.000.

Se trata de una tendencia que sigue creciendo, a pesar del prolongado criptoinvierno que se experimentó en 2022. Ese interés institucional es el que tiene a grandes corporaciones, como MicroStrategy, entre las grandes ballenas de bitcoin.

El auge de este tipo de inversiones ha contribuido a generar una nueva perspectiva sobre una criptomoneda que ahora –a diferencia de lo que pasaba en los halvings anteriores – tiene un nuevo estatus geopolítico. Una posición estratégica que la convierte en una inversión atractiva para millones de personas y empresas de todo el mundo.

Aumento de la adopción: el fenómeno de las ciudadelas

Otro de los elementos que hace diferente a este halving tiene que ver con el ascenso exponencial del número de usuarios de criptomonedas a nivel global, que se observan sobre todo en los últimos cuatro años.

Datos de la empresa statista, calculan que para el halving de 2016 los usuarios de criptomonedas estaban por debajo de los 30 millones. La cifra aumentó en más de 100% para la reducción a la mitad del 2020 (con unos 72 millones de usuarios).

El número es muchísimo mayor para este 2024, cuando se estima que los usuarios superen los 800 millones (un crecimiento de más de 1.000%). Esto, al tiempo que investigadores del exchange Bitfinex destacaron que, hasta el 1 de diciembre del año pasado, el número global de propietarios de criptomonedas estaba por encima de 600 millones.

Este ascenso ha sido acompañado por una nueva tendencia en materia de adopción: el nacimiento de ciudadelas de bitcoin.

El número de economías circulares basadas en la pionera de las criptomonedas se ha multiplicado desde 2020 en variados rincones del orbe, donde las comunidades acuerdan unirse para regirse por el estándar bitcoin.

Estamos ante un fenómeno único dentro del ecosistema, que nació gracias a la iniciativa de un pueblo salvadoreño: El Zonte. Fue allí como surgió Bitcoin Beach, la ciudadela que inspiró al presidente Nayib Bukele a adoptar BTC como moneda de curso.

Ahora, todas estas comunidades se preparan para vivir el que será, para ellos, su primer halving. Un evento que, como hemos visto, este año está lleno de novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *